El embalaje de la ropa es muy importante, pues son unos de los productos que más pueden experimentar daños si no son empaquetados correctamente. Por ello, creemos que mostrar una guía para embalar prendas de vestir puede ayudar muchísimo.

Antes de comenzar, es necesario destacar que cada tipo de ropa y zapatos tendrá una manipulación distinta. Esto dependerá de la calidad del producto y también de su fragilidad.

Es decir, una prenda de segunda mano no puede tener el mismo proceso de embalaje que el de un vestido de alta costura, por ejemplo.

Guía para embalar prendas de vestir

Cada vez es más común la compra de ropa a través de tiendas online desde Estados Unidos. Enviarlas a Venezuela es muy sencillo, pero a su vez debe hacerse con sumo cuidado.

No importa si serán enviadas por vía marítima o aérea, lo importante es que las prendas de vestir y el calzado lleguen correctamente.

Aunque las tiendas ya empaquetan la ropaa al momento de enviarla al cliente, en los almacenes nos encargamos de hacer un embalaje más completo.

Para mostrarte algunas de las técnicas de él, hemos creado esta guía para embalar prendas de vestir.

Ropa

Dentro de la ropa, podemos crear dos divisiones, pues cada una de ellas tiene una forma de embalar particular.

Es importante determinar si se trata de prendas de vestir de alta calidad o de otras que pueden llevar un proceso de embalaje algo más sencillo.

Prendas de vestir no frágiles

Aquella ropa que no sea de etiqueta o de un diseñador en específico, puede ser enviada con incluso en sobres de alta resistencia.

Eso sí, cada una de ellas debe estar separada correctamente y doblada de manera que puedan caber más prendas en menos empaques.

Esto, claro está, es sobre todo para las prendas de vestir de tamaños pequeños, como franelas o blusas ligeras.

Además de esto, deben seguir un proceso de empaquetado que es muy sencillo de realizar. Consiste en:

  • Envuelve las prendas de vestir en plástico de burbujas, pequeñas bolsas de seda o papel kraft según sea el caso.
  • Asegúrate de que la envoltura no podrá romperse colocando cinta adhesiva en donde sea necesario.
  • Finalmente, coloca la prenda de vestir dentro de una caja cuyo tamaño se adapte el máximo posible al de la envoltura. De esta manera evitarás vacíos que pueden contraproducentes al momento de transportar la ropa.

Como verás, esto se aplica cuando la ropa será enviada en cajas. Cuando se hace en los sobres que mencionamos anteriormente, envolver las prendas en papel y colocarlas dentro de éste será suficiente.

Prendas de vestir frágiles

Por su parte, las prendas de vestir delicadas tienen un proceso de embalaje distinto, un poco más especial.

Para comenzar, deben ser empaquetadas individualmente y dobladas correctamente para que no sufran daños durante el envío.

Además, será necesario contar con cajas doble pared de máxima resistencia. Esto es importante para que los embates de la humedad, del traslado y demás factores externos no puedan afectar el contenido del paquete.

El proceso de embalaje de prendas de vestir frágiles sería algo así:

  • Envuelve cada prenda de vestir en plástico de burbujas o papel de seda.
  • Luego colócalas dentro de una caja doble pared asegurándote de dejar al menos 6 cm de espacio entre ella y la prenda de vestir.
  • Rellena los espacios sobrantes con el material indicado según las prendas que está dentro del paquete.
  • Cierra la caja y coloca una etiqueta de frágil para que los transportistas lo tengan en cuenta. Ésta debe estar en un lugar visible para cualquier persona que tenga contacto con la caja.

Calzado

Aunque pienses que las cajas de zapatos son lo suficientemente fuertes para trasladar el contenido en envíos de grandes distancias, no es así.

Por esta razón, es indispensable asegurar el calzado dentro de otros empaques más resistentes. Para su elección, es importante tomar en cuenta dos factores: el valor y el peso de los zapatos.

Para calzado menor de 3 kilogramos y de precio económico:

  • Inserta la caja de los zapatos dentro de un sobre de alta resistencia especialmente diseñado para envíos.
  • Sella la bolsa con suficiente cinta adhesiva y asegúrate de que no queden espacios muy grandes entre ella y la caja de los zapatos.
  • Coloca una cinta que identifique el contenido de este sobre.

Para cajas de zapatos con más de 3 kilogramos y un precio más elevado:

  • Como generalmente son más de dos cajas de zapatos las que suman un peso mayor a 3 kg, sella cada una correctamente.
  • Colócalas dentro de una caja de mayor tamaño y asegúrate de rellenar los espacios vacíos con suficiente material. De esta manera, las cajas no se moverán de lugar.
  • Pega la etiqueta correspondiente en un lugar visible.

Con esta práctica guía para embalar prendas de vestir y calzado, estamos seguros de que los envíos llegarán en excelentes condiciones.