La mini tablet como futuro del Smartphone, ¿Todo una revolución?

Uno de los debates más importantes dentro el segmento móvil en la actualidad está relacional con el tamaño de las pantallas de los aparatos que vamos a obtener en dos o tres años.

La verdad es un tema que es largo, a pesar que un dispositivo como el Xiomi Max, dado la gran repercusión del fabricante chino para marcar tendencia en su país de origen, puede al fin hacer de la phablet (o mini tablet) un dispositivo de masas.

Desde el anuncio en el que Apple nos explicaba (como si fuéramos de poco entender) por qué una pantalla de 4 pulgadas tenía el tamaño óptimo, hasta hoy, las cosas han cambiado mucho.

La firma de la manzana realizó el lanzamiento de un Smartphone de esas dimensiones casi como una rareza, y lo único que ha recibido a cambio ha sido una total indiferencia por parte de sus consumidores, a pesar de la baja de sus precios.

Lo que antes era considerado un phablet (5 pulgadas en 2012) ahora es el tamaño estándar mínimo, y se hace incluso pequeño para una buena porción de usuarios de gama alta que no miran por debajo de las 5,5.

Los procedentes: Sony, Huawei o Samsung estuvieron allí antes

No queda ninguna duda de que las tres compañías mencionadas en la línea anterior (Sony, Huawei y Samsung) son realmente máquinas de marcar tendencia.

Todas ellas lo han intentado con un terminal superior a las 6 pulgadas anteriormente, sin embargo, su demanda fue algo marginal en relación a lo que podríamos considerar los buques insignia de cada una de ellas.

Cada tecnología tiene  un tiempo óptimo para su adopción y necesita que la sociedad, el mercado, los usuarios, o como quiera llamarse, esté maduro y crea que la novedad que se le ofrece le va a aportar algo beneficioso.

El CEO de Xiaomi, a nuestro juicio, ha dado en el clavo en unas palabras recogidas por GizmoChina en las que dice “el teléfono no nos interesan demasiado (…) las pulgadas de su pantalla es el verdadero punto crítico (…) el 10 de mayo les contaremos los resultados de nuestro análisis al respecto”.

El triunfo de un formato sobre el otro final parece que se decidirá en el equilibrio del volumen del dispositivo (tiene que transportarse con facilidad) que deseamos llevar encima y la amplitud de su pantalla, por eso un terminal plegable, tal y como Samsung parece estar adivinando.

Por otra parte está garantizado que las tabletas dejan de tener sentido cuando se parecen demasiado a los smartphones y viceversa.

Es decir, la idea es añadir un formato de nuestra experiencia de usuario si se genera cierta diferencia con lo que teníamos previamente.

Por tal motivo, las 7 pulgadas, desde su boom en 2012, parecer haber pasado a mejor vida y si hay algo que puede triunfar en ese tamaño ahora mismo, quizás sea un Smartphone- mini tablet. Las tabletas Android y el iPad están asomándose tímidamente por encima de la barrera de las 12 pulgadas, mientras que equipos con Windows 10, que ahora mismo, aunque marginales en ventas, son la diferencia a unos años vista, están consiguiendo cosas importantes con líneas ligeras y paquetes de software de aguantarlo todo.

2016-12-02T05:13:06+00:00

Leave A Comment